historias del arte

La metafísica de la luz

La metafísica de la luz es una corriente de pensamiento propia de la filosofía estética medieval que identifica la luz con la belleza divina. Las teorías de Platón fueron reinterpretadas por el neoplatonismo, uno de cuyos principales representantes fue Plotino (filósofo griego del siglo III d.C.).

Este filósofo afirmó, en su tratado Sobre la belleza, que ésta es interior y que está en la vida, no en las formas: se traduce por expresión, mirada, intensidad…algo que reside detrás de las formas y que se identifica con el alma.

“La luz que siento invadir mi pecho cuando te veo ¿no es acaso una gota de la luz creada el día primero?”

Así, la belleza no se encuentra en la forma, sino en su resplandor: todas las cosas tienen luz…y en ésta radica su belleza. Plotino fue el primero[1] en relacionar de forma explícita la luz con la belleza, sentando las bases de lo que posteriormente se conocerá como “estética de la luz”.

cúpula-santa-Sofia-como ejemplo de la metafísica de la luz
Cúpula de Santa Sofía de Constantinopla.

La metafísica de la luz y la estética medieval

Esta doctrina crea una especie de obsesión por la luz y el color, ya que se equipara el color con la intensidad de la luz, entendida como claritas (claridad) y también como resplandor (irradiación y reflejo) y color.

Una obra de arte es bella en tanto que es el reflejo de la primera claridad, dentro de la ecuación que equipara belleza, luz y Dios. De esta manera, la obra de arte se convierte en fuente de luz, una conexión con la belleza divina y un vehículo para entender su omnipotencia.


[1] Decir que “Plotino fue el primero” equivale a una simplificación mayúscula, puesto que existen creencias mucho más antiguas que apuntan hacia lo mismo. Como, por ejemplo, Los Upaniṣad (libros sagrados hinduistas datados entre el 800 y el 400 a. C.) cuya influencia en las ideas neoplatónicas y en el mismo Plotino se ha estudiado desde inicios del siglo XX. Pero este es un artículo breve…un pequeño intento de acercar esta idea sobre la metafísica de la luz y no un ensayo historiográfico sobre sus orígenes…

Comparte este artículo